Antes de contestar esta pregunta, quiero definir el concepto de accesibilidad web.

Accesibilidad web es cuando el contenido de la página está disponible para todos y la funcionalidad puede ser operada por cualquier usuario. Se cumple al aplicar el estándar internacional Web Content Accessibility Guidelines 2.0.

El estándar ha sido creado por el grupo de trabajo Web Accessibility Initiative del World Wide Web Consortium y considera todas las discapacidades (visual, auditiva, motriz y cognitiva). Al cumplir con el estándar se eliminan los obstáculos que puede encontrar un usuario al interactuar (enviar, recibir o comprender información).

La accesibilidad en el mundo físico y digital es la clave para garantizar la igualdad de oportunidades. Es el recurso para que el futuro sea incluyente y beneficia a todos los usuarios (no solo a las personas con discapacidad).

Normalmente, los diseñadores o programadores no crean contenido pensando en que el usuario final puede ser una persona con discapacidad. Sin embargo, el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. Todos los creadores de contenido digital tenemos la obligación y la responsabilidad social de ser incluyentes.

Existen dos pruebas básicas que puedes realizar para darte una idea general de que tan accesible es una página web:

  • Prueba uno: no ocupes el mouse y navega el sitio únicamente con teclado. Puedes utilizar la tecla tab para avanzar, shift + tab para retroceder o las flechas y enter para interactuar.
  • Prueba dos: utiliza un lector de pantalla para navegar y de preferencia cierra los ojos.
    • Si tienes una computadora Mac, iPhone o iPad, el lector de pantalla ya viene instalado desde fabricación. Lo único que tienes que hacer es ir a Configuración > Accesibilidad y activar VoiceOver.
    • Si tienes una computadora Windows, puedes descargar un lector de pantalla gratuito llamado NonVisual Desktop Access.
    • Si tienes un dispositivo Android, puedes usar un lector llamado TalkBack, el cual ya viene también instalado desde fabricación.

Si al realizar estas pruebas, te das cuenta de que no puedes o que se te dificulta entender el contenido, el sitio no es accesible ni en su más básico nivel.

Te darás cuenta de los retos que enfrenta una persona con discapacidad motriz que posiblemente no puede utilizar un mouse o una persona con discapacidad visual que depende de su lector de pantalla para escuchar el contenido.